DE PARÍS A MOSCÚ, DE BEETHOVEN A STRAUSS

Nuestros cines presentan su temporada más completa de ópera y ballet. Entre enero y julio, asistiremos a 16 títulos, 7 de ellos en directo. En el 250 aniversario de Beethoven, la Royal Opera House programa Fidelio, con Jonas Kaufmann. El otro gran tenor de nuestro tiempo, Juan Diego Flórez, protagoniza Orfeo y Eurídice en La Scala y Romeo y Julieta en Viena con Aida Garifullina. A la soprano rusa también la veremos en La Bohème de Londres. Otro de los momentos más esperados del año será el debut de la sudafricana Pretty Yende como Manon en París, en mayo. Apenas un mes después, la sueca Nina Stemme nos pondrá los pelos de punta en Covent Garden con Elektra, de Richard Strauss.

MÁS QUE ÓPERA, PURO TEATRO

En la actualidad, la figura de los directores escénicos tiene más peso que nunca. Este semestre nos llegan producciones de algunos de los más destacados. Por primera vez, un teatro español alzaba el International Opera Award con Billy Budd, de Britten, en un montaje de la británica Deborah Warner para el Teatro Real. El coliseo madrileño también acoge el Turandot minimalista del regista texano Bob Wilson. Por su parte, el veneciano Damiano Michieletto repone en la Royal Opera su Cavalleria Rusticana/Pagliacci, que le valió el prestigioso premio Olivier de teatro. Londres estrena también The Dante Project, nuevo ballet de Wayne McGregor con escenografía de la videoartista Tacita Dean.

Nuestras Sesiones de Ópera y Ballet

Música en la gran pantalla

Cine y ópera están más vinculados de lo que parece. En los siglos XVIII y XIX, las creaciones de Mozart o Rossini cumplían la misma función que hoy las películas: entretener al público. Asombrar con efectos escénicos, intrigas, romances apasionados. Con el tiempo, adquirió un tinte intelectual, incluso elitista. Pero en pleno siglo XXI, el cine rescata a la ópera y la renueva. La gran pantalla nos introduce de lleno en la acción, los primeros planos nos hacen enamorarnos de los cantantes, los movimientos de cámara dinamizan, el sonido en estéreo nos envuelve. Y en el intermedio brindamos con cava. Como en el teatro. Pero para todos los bolsillos.

¡Disfruta de unos primeros planos increíbles!