Otras noticias

Spider-Man: la espera ha merecido la pena

En la tercera entrega de la saga con Tom Holland, una alteración en el espacio-tiempo provoca el regreso de villanos como el Duende Verde o el Dr. Octopus.

Belén Rueda vuelve a la comedia en ‘La familia perfecta’, con Coronado

Segundo largo de Arantxa Echevarría, premio Goya por su debut, ‘Carmen y Lola’. Dos jóvenes enamorados (y de clases muy diferentes) presentan a sus suegros

Cantar y reír en el gueto de Varsovia

El salmantino Rodrigo Cortés (‘Buried’) narra en ‘El amor en su lugar’ la representación de una comedia musical de un grupo de actores judíos en 1942

‘Encanto’, la carta de amor de Disney a Colombia

En una familia dotada con poderes mágicos, la única hija “normal” tiene la responsabilidad de salvar a los demás. Banda sonora del compositor de ‘Hamilton’

Michael Myers nunca se cansa de matar en Halloween

El asesino de la máscara, encarnación del Mal puro y casi indestructible, regresa para aterrorizar a Jamie Lee Curtis

Wes Anderson se desata en ‘La crónica francesa’

Barroca, frenética, cargada de detalles y cameos, la nueva comedia del director de ‘Moonrise Kingdom’ merece que la veas más de una vez. El lunes, también en versión original

La séptima joya de Almodóvar y Penélope

En ‘Madres paralelas’, el maestro manchego vuelve a contar con su musa, que alzó la Copa Volpi a mejor actriz en el último Festival de Venecia

La última misión de Daniel Craig como James Bond

En ‘Sin tiempo para morir’, el actor británico se despide del papel de 007 después de quince años. Con Ana de Armas y Rami Malek

La víctima y el etarra se reconcilian en ‘Maixabel’, de Icíar Bollaín

Una década después de perder a su marido, la viuda (Blanca Portillo) se sienta en la mesa con el asesino (Luis Tosar), arrepentido de todas sus atrocidades

La familia Gucci contra Lady Gaga

archivado en: Estrenos, Promoción
En esta tragedia basada en hechos reales, la cantante encarna a Patrizia Reggiani, que ordenó el asesinato de su ex marido, Maurizio Gucci, heredero de la marca italiana

Fue uno de los mayores escándalos de la historia de la moda. En marzo de 1995, Maurizio Gucci, sucesor del imperio textil de su abuelo, moría asesinado… por orden de su despechada ex mujer, Patrizia Reggiani. Tanto los protagonistas como los detalles del suceso (glamour, luchas de poder, traiciones, frases lapidarias) ponían en bandeja una película de ficción. La casa Gucci se estrena este fin de semana en nuestras salas.

Las bazas de La casa Gucci van más allá de su argumento. La dirige el incombustible Ridley Scott (Gladiator, Alien), que a los 83 años no baja el ritmo. En el reparto, hasta cuatro ganadores del Oscar: Al Pacino, Jared Leto, Jeremy Irons… y Lady Gaga. La estrella del pop dedicó año y medio a preparar el papel (y el acento italiano), que la sitúa entre las favoritas de la temporada de premios. Encarna a la denominada “Viuda Negra de Italia”, una mujer ambiciosa que ascendió desde la clase baja hasta codearse con los Kennedy. Casada con el nieto y heredero de Guccio Gucci, Maurizio (Adam Driver), no solo tuvo dos hijas, sino que lo asesoró en los negocios. Se sentía parte del clan, pero su familia política siempre la miró con recelo por sus orígenes y educación. Y todo estalló cuando su marido la abandonó por otra. Después del divorcio, Reggiani contrató a un sicario que mató a Maurizio (de 46 años) de cuatro disparos. Ese mismo día, Patrizia escribió en su diario solo una palabra: “paraíso”.

Detenida en 1997, tras un juicio muy mediático la condenaron a 29 años de cárcel. En prisión adujo que un tumor la había trastornado, intentó suicidarse sin éxito, logró que le permitieran tener un hurón en la celda y, mejor aún, rechazó reducir su condena mediante trabajos sociales con la siguiente respuesta: “No he trabajado en mi vida y no pienso empezar ahora”. En fin, un material muy jugoso que recogió Sara G. Forden en su libro House of Gucci, y que ahora da lugar a una “tragedia kitsch", como una telenovela de alta gama”, en palabras del director de fotografía, Dariusz Wolski. La producción sobresale por su trabajo de escenografía, vestuario, peluquería y maquillaje, que repasa la evolución de la moda de los 70 hasta los 90.


Comparte en redes sociales