Billie Holiday, una diva del jazz silenciada por el racismo americano

archivado en: Estrenos
Desde hoy en cartel, el biopic sobre una de las voces fundamentales del siglo XX, que le ha valido a Andra Day el Globo de Oro a Mejor Actriz. Dirige Lee Daniels, autor de la valiente ‘Precious’

La joven Andra Day (1984) encadena un hito tras otro. Primero la apadrinó Stevie Wonder. Luego, sin ninguna experiencia delante de la cámara, encarnó a su mayor ídolo, Billie Holiday. Por este papel no solo ha alzado el Globo de Oro a Mejor Actriz Dramática, sino que se ha convertido en la primera afroamericana en lograrlo en más de tres décadas, desde Whoopi Goldberg con El color púrpura allá por 1985. Hoy estrenamos Los Estados Unidos contra Billie Holiday, un revelador biopic sobre la diosa del jazz.


Los Estados Unidos contra Billie Holiday - Andra Day en un momento del film

Fue la voz femenina más influyente del siglo junto con la de Ella Fitzgerald. La idolatraba la crítica, el público y colegas como Sinatra. Y sin embargo Holiday (1915-1959) vivió una historia breve, fulgurante y terrible. Creció en la pobreza y sordidez del Baltimore de entreguerras. De adolescente estuvo internada en un reformatorio, fue violada, se prostituyó. Hasta que empezó a cantar en los bares de Harlem, donde un cazatalentos la fichó para la discográfica Columbia. Su ascenso a la gloria fue rápido, aunque siempre lastrado por dos problemas: sus adicciones y el racismo que sufrió.



Pionera de los derechos civiles, en la canción Strange Fruit lanzó una crítica desgarradora a la segregación, los linchamientos de los negros y la violencia supremacista blanca en su país, un tema que nadie había abordado en la música. Desde entonces, el Gobierno se empeñó en destruir su carrera. Fue toda una caza de brujas. La investigaron. La acosaron. Y terminaron retirándole la licencia para actuar en clubes de Nueva York. Holiday moriría a los 44 años, arruinada y sola. El filme relata aquellos tiempos de lucha y de excesos, y lo firma Lee Daniels, que había abordado la discriminación en la durísima Precious (Oscar a Mejor Guión) o El mayordomo, con Forest Whitaker. Pero el gran hallazgo es Andra Day. Desconocida en la pantalla, ya era una estrella en el R&B, colaboradora de Alicia Keys, tres veces candidata a los Grammy y autora de un tema (Rise up) que el movimiento social Black Lives Matter adoptó como símbolo.


Comparte en redes sociales