Ópera

Ópera Festival de Salzburgo Fidelio de Beethovenrecomendado para edades A

Claus Guth convulsionó Salzburgo de 2015 con una decisión: eliminar los diálogos de Fidelio. Licenciado en filosofía, el alemán suele indagar en la psique de los personajes y los significados ocultos de los libretos; en el festival austriaco ya había convertido a Don Giovanni en heroinómano en 2008. De la ópera de Beethoven (1814), un singspiel que como la zarzuela combina el canto y la conversación, cortó todos los pasajes hablados. En su lugar, oímos sonidos de ultratumba. El escenario, giratorio y nihilista, sugiere una prisión interior: la mente del encarcelado, sus propios miedos.

El público no supo qué decir. Aplaudió con fervor, eso sí, a la Filarmónica de Viena y a Jonas Kaufmann. El tenor de Munich no parece tener techo. Es el líder de cualquier producción, incluso de una ópera en la que ni siquiera aparece en todo el primer acto: el protagonista no es su personaje -Florestán, preso político-, sino Leonora, la esposa tenaz que se disfraza de hombre para rescatarlo. Beethoven tardó años en completar la partitura, pero se adelantó décadas al drama musical: la orquesta no solo brilla en las oberturas, sino que acompaña las escenas con fluidez. De su prodigiosa imaginación salieron también números imborrables como el cuarteto o el coro de los prisioneros, manifiesto universal de libertad.

FECHA ESTRENO:
DURACIÓN:140 min.
DIRECTOR:Franz Wlser-Möst, Claus Guth
REPARTO:Jonas Kaufman, Adrianne Pieczonka, Sebastien Holecek, Tomasz Konieczny, Olga Bezmertna.
GÉNERO:Ópera